Guiomar & Jorge. “Solo recuerdo la emoción de las cosas”

gj-preview-2017-0190-b

Jorge y Guiomar se conocieron hace ya 8 años, cuando ambos estudiaban aún sus carreras. Una amiga común les presentó y desde el principio, y aunque suene cursi, se gustaron y enseguida se enamoraron. Somos y éramos diferentes pero en lo esencial muy parecidos. Pasaron los primeros años de relación separados: Erasmus, Florencia, Madrid, Dublín, el MIR… y bueno no fue fácil pero mereció la pena desde luego. Nos cuentan que cuando se empieza una relación tan joven se ve cómo crece el otro, cómo va evolucionando y es muy bonito crecer uno al lado del otro.

Viven juntos desde hace varios años, con su perrita Inda!! Y aunque no eran la típica pareja para la cual la boda era la ilusión de sus vidas, si les apetecía dar ese paso de compromiso y demostrar públicamente su amor y poder compartirlo y como no para organizar una fiesta con toda la gente más cercana.

A la hora de organizar la boda tenían claro varias cosas; querían una boda alegre, de día, con mucha gente joven, con mucha luz y que durara mucho para poder disfrutar de todo y de todos…

En cuanto a mi traje de novia, Guiomar llevó un vestido de Jose María Peiró, muy es su estilo, dulce y elegante, con encaje hecho a mano y unos zapatos rosa palo de diseño sencillo de Mascaró. El maquillaje y el peinado lo realizó Jorge, de Oui novias, un gran acierto, no sólo por lo gran profesional que es, sino por lo bien que lo pasaron todos y en especial Giomar y su hermana. Hizo un recogido trenza preciosa, que Guiomar adornó con un tocado de Eva Vidal, una chica de Gijón encantadora que hizo el tocado basándose en la descripción que le hizo Guiomar acertando de pleno.

Jorge llevó un chaqué que le hicieron en Sastrería Guzmán, camisa de Lebrel y zapatos de Lottusse. Ese día estrenó un reloj que le regaló Guiomar por sorpresa ese mismo día (se lo dio su hermano de parte de la novia).

Se casaron en la capilla del colegio de Guiomar, donde estudió de pequeña y al que se siente muy unida. Contaron con el coro del que su prima es solista. Las lecturas que se hicieron las leyeron personas muy cercanas a los novios: hermanos, madrinas y mejores amigos y para terminar Jorge y Guiomar leyeron unas palabras a modo acción de gracias. Siempre han tenido muchas ganas de poder dar las gracias a tanta gente que quieren y no podían dejar pasar una oportunidad como aquélla.

La celebración se hizo en Hacienda Nadales que resultó ser un sitio perfecto. El almuerzo se hizo al aire libre, enfrente del Palacio, hizo un día estupendo, típico de Málaga en esas fechas. El baile en un antiguo invernadero de cristal reformado, un sitio con muchísimo encanto, adornado con velas y lucecitas. Además hubo ronda de disfraces, mesa de chuches y fotos con una cámara Polaroid cuyas fotos la gente pegó en un álbum con dedicatorias que ha sido para los novios un recuerdo muy especial. La música que sonó durante toda la celebración (desde coctel, barra libre y comida) fue elegida personalmente por los novios. Sumado a esto la música en directo del Sindrome de Xauen, un grupo de Fuengirola, que versionaron verdaderos temazos, la gente y por supuesto los novios encantados.

Huían de una boda con mucho protocolo, querían algo sentimental, siempre la plantearon como una oportunidad de tener a la gente que más quieren cerca y unida y poder darles las gracias, y así fue, un día precioso, mejor aún de lo que lo habían imaginado, nos cuentan. Un día que siempre recordarán Jorge y Guiomar con mucho cariño.

Cayuela Vídeos se encargó de realizar la película del día de la boda.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *