Boda de Rosario&Daniel

R&D-118

Decía el gran Pessoa, que “lo que es necesario es ser natural y calmado en la felicidad o en la infelicidad”… Y en esta ocasión os traemos un claro ejemplo de la naturalidad a la hora de dejar fluir las emociones, los sentimientos, el amor, al fin y al cabo… Por supuesto, aquí la naturalidad y la calma se derrocha en la felicidad…

Rosario&Daniel, que por si, personalmente, no compartieran ya todo lo que es posible compartir, también comparten profesión. Residen en la provincia de Cádiz (Daniel es gaditano Y UN CHIRIGOTERO DE EXCEPCIÓN!!!), pero Rosario es sevillana, así que la boda se hizo en la capital andaluza con ceremonia religiosa en la Capilla de Nuestra Señora de la Aurora (Los Palacios) y banquete en la fabulosa Finca Santa Clotilde de Casa Manolo Mayo, cuyo catering y organización de eventos es inmejorable, impecable y un placer para cualquiera que pueda disfrutarlo.

Rosario&Daniel viven enamorados, pero no solo el uno del otro. Es que viven enamorados de sus padres, sus hermanos, sus abuelos, sus amigos, sus tíos… Es un placer ver cómo aman a quiénes les rodean, y cómo les aman a ellos. Viendo estas fotografías con ese derroche de lágrimas, risas, caricias, abrazos, miradas, no puede una más que emocionarse. Son tan naturales, tan sanos a la hora de vivir las emociones, que fotografiarles junto a su familia es un honor…

Rosario discretísima y actual en su vestido, complementos, ramo, peinado, maquillaje. Daniel joven y elegante con su traje y sus complementos.

Con un gusto refinado, actual y “muy chic” consiguieron una boda primaveral súper molona y divertidísma, donde no faltaron regalos de los geniales Mr Wonderful, chapitas, pizarras con mensajes originales, photocall…

Aquí os dejamos algunas de las fotografías que captaron momentos tan bellos que se pueden mirar, remirar y requetemirar que jamás te cansas. Rosario&Daniel, no cambiéis jamás, no se puede mejorar, no se puede amar más y mejor de lo que vosotros ya lo hacéis. La vida no os puede dar más que felices momentos…

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *